Telefónica considera entrar en la TV de pago mexicana para hacer frente a AT&T

“La situación aquí está patas arriba.” Francisco Gil Díaz, presidente de Telefónica México, describía así las condiciones actuales del mercado mexicano de las telecomunicaciones, en el que la compañía española ofrece servicios móviles y fijos. Con la idea de enfrentar la creciente competencia de AT&T y América Móvil, Telefónica estaría ahora considerando adquirir un operador de cable para entrar también en el negocio de televisión de pago.

En una entrevista concedida al Financial Times, Gil Díaz señaló que todavía no se ha tomado ninguna decisión, pero que se necesita un movimiento rápido. “No es que no seamos conscientes de lo que está pasando, pero las cosas se están moviendo tan rápido y tan inesperadamente que no creo que se haya llegado a una decisión sobre qué hacer,” aseguró el presidente de la empresa en México.

Después de una buena cantidad de inversiones efectuadas a lo largo de los últimos años -más de $13,000 millones- y con los ingresos en alza a finales del tercer trimestre de 2014, Telefónica estaba en una situación cómoda como jugador de segunda línea en un mercado dominado por América Móvil.

La compañía de telecomunicaciones de Carlos Slim tiene entre sus aliados a AT&T, una pieza no tan importante en México hasta hace unos meses. Pero tras comprar Iusacell y Nextel durante el último trimestre de 2014, la compañía de Estados Unidos consiguió una sólida posición en el mercado móvil; y tras la adquisición de DirecTV gozará también de una posición dominante en el negocio de la televisión de pago.

Sin haber tomado todavía una decisión, los otros dos grandes grupos en el mercado, Telefónica y Televisa -principal competidor de América Móvil en TV de pago- estarían reconsiderando una asociación que les permitan ser más competitivos.

“En Televisa hay necesidad de tomar una decisión, al igual que pasa con nosotros, sobre si debemos combinar nuestros recursos,” dijo Gil Díaz. “El plan para fusionar algunos activos con Televisa no funcionó, pero todavía hay una posibilidad de trabajar con ellos de diferentes maneras.”