100 millones de pantallas conectadas irrumpen en el mercado de las telecomunicaciones en España

Las pantallas móviles conectadas y las plataformas over-the-top (OTT) y de vídeo bajo demanda (VOD) están cambiando el mercado de las telecomunicaciones, y España, donde las telecos ya han visto reducidos sus ingresos en un 40% desde 2010, no es ajena a esta tendencia, ya que tendrá 100 millones de dispositivos conectados en el año 2017.

En un contexto general de pérdidas, la consultora PwC Strategy&, señala cuatro tendencias que van a marcar el futuro de las telecomunicaciones en España.

De acuerdo a lo publicado por la agencia de noticias Europa Press, el Internet de las cosas, la llegada de nuevos proveedores de Asia, la necesidad de convergencia y simplificación de los operadores y las nuevas formas de televisión y VOD están señalados como los principales retos -u oportunidades- de la industria del país.

Hoy en día, la televisión tradicional ya no es la primera pantalla para acceder a los contenidos audiovisuales, dice la consultora, y ha sido reemplazada por ordenadores (61%) y tabletas (31%), aunque otros informes han publicado antes números no tan abultados.

Pero la tendencia va a explotar en los próximos años, ya que España tendrá 100 millones de pantallas conectadas -2.2 por habitante- en 2017.

De acuerdo con el socio de la compañía José Arias, las empresas de telecomunicaciones españolas ha visto caídas generales en sus ingresos de entre 30 o 40% durante los últimos cuatro años debido a la digitalización de la industria y las plataformas de vídeo bajo demanda, que han afectado a la TV de pago tradicional.

Las plataformas de voz y mensajes OTT, como Skype o Whatsapp, también han contribuido a la reducción del volumen de negocio de las telecos.