La operación de Canal+, €200 millones más barata de lo previsto inicialmente

Cuando se publicó la primera oferta de Telefónica para comprar la participación de Prisa en Canal+, la empresa de César Alierta ponía sobre la mesa de €910 millones, pero tras un año de negociaciones y de creciente competencia han causado pérdidas en Canal+, y Telefónica finalmente ha pagado €707 millones para el restante 56% de la plataforma de TV de pago.

Según la información publicada por ambas compañías, que anunciaban ayer (01 de mayo), la conclusión de la operación por Canal+, Telefónica posee ahora el 100% de la segunda mayor plataforma de televisión de pago de España. La empresa de telecomunicaciones ha pagado €565.5 millones hasta el momento, y los restantes €141.5 millones serán abonados en las próximas semanas.

A finales de 2012, Canal+ era el líder absoluto del mercado de la televisión de pago en España y toda la plataforma estaba valorada en más de €2,000 millones. Pero debido al aumento del precio de los derechos deportivos y a la pérdida gradual de abonados, el valor de Canal+ se redujo en más de €1,000 millones hasta marzo del año pasado, cuando Telefónica presentó su primera oferta.

Durante el largo proceso de negociación y de autorización, que ahora ha llegado a su fin, la otra plataforma de Telefónica, Movistar TV, desplegó una contundente estrategia de competencia que llevó a Movistar TV a liderar el mercado de televisión de pago de España en sólo seis meses, aumentando así las pérdidas de Canal+.

Ahora, la adquisición de la plataforma se ha completado más de un año después de la primera oferta pública, y Telefónica pasa a ser propietaria de casi el 70% del mercado de televisión de pago de España gracias a los dos millones de suscriptores de Movistar TV y 1.6 millones de Canal+.