Los mexicanos sustituyen lentamente la TV paga por el OTT

En México, el mayor mercado de televisión de pago de habla hispana, los espectadores parecen estar tomando prestados los hábitos de su país vecino, los EEUU, y poco a poco están abandonando las plataformas más tradicionales para suscribir servicios de transmisión libre u OTT, a medida que las plataformas de streaming aumentan su popularidad en todo el país.

Mientras la TV paga tradicional a través de cable, satélite o IP sigue agregando abonados y ha crecido un promedio del 15% durante los últimos años, la adopción de plataformas OTT ha crecido más de un 50%, según el último informe de la consultora mexicana, The Competitive Intelligence Unit.

A pesar de ser casi unas recién llegadas, las plataformas de OTT reúnen actualmente a más de uno de cada diez consumidores de vídeo por suscripción, aunque sólo representen el 6% de los ingresos de toda la industria audiovisual. Además, de aquellos que poseen una suscripción OTT, el 35% decide pagar sólo por este servicio y ha dejado de pagar por un servicio de televisión linear, lo que se conoce como cutting the cord.

Además, el informe ofrece un dato más amplia, si se incluyen también los servicios piratas dentro de la categoría de plataformas de distribución de vídeo en línea. Entonces, el 30% de los mexicanos consumirían actualmente contenido en línea.

“Para un gran segmento de la población de México, los servicios OTT pueden sustituir por completo a las plataformas de televisión paga, mientras que para muchos otros, la posibilidad de sustituir uno por otro está cerca, ya que ambos servicios ofrecen contenidos similares y comparten muchas características”, dice el informe.

Pero hay otras señales apuntan a un mercado cambiante. De acuerdo con un informe anterior de junio, ya hay más usuarios que consumen contenido online gratis que pagando por TV y los abonados OTT representan casi la mitad de los que pagan por TV por cable.