Orange España se sube a la ola de la fibra y la TV de pago

tv de pago de orange espana iptv

Orange mantiene un buen ritmo de crecimiento en España gracias al impulso de los mercados al alza de la TV de pago y la fibra óptica.

Los ingresos de Orange España superaron los €5,000 millones durante el año pasado, con un crecimiento del 7.9% entre el cuarto trimestre de 2016 y el mismo periodo de 2015. El beneficio antes de intereses e impuestos (EBITDA) alcanzó los €724 millones en la segunda mitad del año, un 11.7% más que un año antes.

Con estas cifras, “Orange se convierte en el segundo mayor operador por ingresos y rentabilidad en el mercado español”, quiso señalar la empresa de telecomunicaciones.

El año se cerró con casi 20 millones de clientes para Orange España, la mayoría de los cuales pertenecen al segmento móvil. Sin embargo, las mayores tasas de crecimiento aparecen en las operaciones de fibra y televisión de pago de la compañía, dos segmentos que estaban completamente estancados no hace demasiado tiempo.

La teleco francesa cerró 2016 con 1.6 millones de hogares suscritos a sus servicios de fibra, el doble que en 2015, y más de medio millón de abonados de TV de pago, un 66% más que un año antes, la mayoría de los cuales son paquetes IPTV. Aunque lejos del líder del mercado de la televisión de pago, Telefónica, Orange se consolida como el tercer mayor proveedor en España.

El crecimiento de abonados de TV de pago y fibra también ha impulsado el crecimiento de las ofertas convergentes para la compañía. A diciembre de 2016, el 84% de los 3.9 millones de clientes de banda ancha de Orange disfrutaban de un paquete convergente.