Argentina no rentabiliza el Arsat-2

arsat satelite en eeuu

La facturación bruta del Arsat-2 en 2016 estuvo por debajo de la mitad de la cantidad prevista.

Según los datos publicados por la empresa pública argentina Arsat, el satélite nacional logró facturar casi $11 millones durante el año pasado, cuando el objetivo era superar los $22.3 millones. Esta cantidad fue establecida como la facturación anual necesaria para obtener el retorno de la inversión inicial dentro de la vida útil del Arsat-2.

Los datos se han hecho públicos con motivo de la visita de Arsat al Satellite Road Show 2017 en Estados Unidos con el objetivo de cerrar los acuerdos comerciales que cambiarían la tendencia a partir de ahora.

A pesar de los números del 2016, Rodrigo de Loredo, presidente de Arsat, encara 2017 con optimismo, especialmente en lo que se refiere al mercado estadounidense, en el que la empresa de telecomunicaciones ha estado desarrollando un importante esfuerzo comercial. “Este esfuerzo le da a la empresa un valor agregado, ampliando su universo de clientes e instalando la marca ARSAT en la industria satelital”, dijo de Loredo.

Según el directivo, los ingresos son bajos porque las negociaciones comerciales deberían haber comenzado antes del lanzamiento del Arsat-2. “Sin embargo, cuando asumimos nos encontramos con que la gestión anterior puso en órbita un satélite vacío, sin prevender capacidad y sin haber iniciado los procesos previos para su comercialización, lo que le costó a los argentinos al menos 10 millones de dólares”, agregó Rodrigo de Loredo.

En este momento, después de haber firmado algunos acuerdos en 2016, cerca del 40% de la capacidad de radiodifusión del Arsat-2 está en uso. Durante 2017, la compañía pretende alcanzar prácticamente la plena capacidad.