El streaming pone la TV paga contra las cuerdas en EE.UU.

vod y tv paga en eeuu

Un informe de The Diffusion Group (TDG) señala que el 52% de los cord-cutters canceló su servicio de televisión de pago en 2015 y 2016.

El reporte centrado en los hábitos de la audiencia norteamericana, Life Without Legacy Pay-TV: A Profile of US Cord Cutters and Cord Nevers, asegura que el aumento del fenómeno del cord-cutting - abandonar una suscripción de TV paga por una de una plataforma de streaming - se debe a varios factores que existen desde hace casi una década, como los altos precios y la consolidación de los servicios a la carta. El análisis asegura que la amenaza del cord-cutting seguirá atormentando a los operadores durante algún tiempo, incluso aunque sigan bajando el valor de ingresos por usuario (ARPU).

El informe sugiere que el uso de servicios de streaming bajo demanda, como Netflix y Amazon Prime, ha pasado a ser habitual, provocando que la mayoría de los suscriptores reevalúen el valor de los servicios de televisión tradicionales. En segundo lugar, TDG cree que el streaming de vídeo ha evolucionado y ha añadido una creciente variedad de servicios lineales en directo similares a los de la TV tradicional.

"Gastar más de $70 al mes por un servicio que proporciona un valor de 2X parece extraño cuando se pueden pagar $10 al mes por un servicio con valor 1X", explicó el cofundador y director de TDG, Michael Greeson. "El cálculo del abonado de TV ha sido alterado por la presencia de servicios de SVOD como Netflix. Ya sean servicios independientes (Sony Vue, YouTube TV, Hulu) o no (DirecTV Now, Dish's Sling TV), los consumidores tienen mayor flexibilidad para decidir por qué canales pagan".

En el informe, TDG también afirma que la mayoría de los operadores de televisión de pago, a excepción de Comcast, están cayendo en lo que llama la trampa de los paquetes reducidos en una carrera por ofrecer servicios más económicos y con menos contenido. Muchos, sostiene el analista, no comprenden las consecuencias de esta estrategia a largo plazo.

"Las condiciones del mercado son un desafío, pero muchos operadores están acelerando el ritmo de disminución de valor de los paquetes de televisión", agregó Greeson. "TDG señaló hace ya mucho tiempo que los operadores tendrían que tomar una decisión: ser un simple proveedor de red o invertir en el uso de tecnología IP, cambiando la experiencia de televisión y convirtiéndose en la fuente principal de todos los servicios de vídeo. Comcast ha elegido ser el segundo, invirtiendo en el hardware y el software necesarios para llevar el poder de la tecnología IP a la experiencia de TV de pago. Ahora, la compañía gana suscriptores de vídeo mientras otros siguen perdiéndolos".