Frost & Sullivan: la TV paga preocupa a las telecos brasileñas

tv paga en brasil

Según Frost & Sullivan, se espera que el mercado brasileño de las telecomunicaciones crezca casi un 20% hasta el 2022. Aun así, la TV paga seguirá siendo una de las principales preocupaciones de la industria.

Un análisis reciente de la compañía ha señalado la incertidumbre económica, la carga tributaria, el acortamiento de los ciclos tecnológicos, la reducción de la rentabilidad y la competencia disruptiva como factores que están afectando al crecimiento del mercado brasileño.

A pesar de una caída general en los ingresos tradicionales, el informe señala también que las oportunidades llegarán de la mano de servicios no tradicionales, como Big Data Analytics y el Internet de las Cosas (Internet of Things, IoT).

En este contexto, Frost & Sullivan pronostica que los ingresos totales del mercado de las telecomunicaciones brasileño alcanzarán los $45,760 millones en 2022, aumentando desde los $38,000 millones en 2016.

“En la televisión paga, donde el período de recuperación de la inversión es largo, los operadores satelitales (DTH) se volvieron más estrictos con el análisis de crédito para nuevos suscriptores y, en paralelo, se enfrentaron a las desconexiones de las familias que redujeron su gasto doméstico, lo que ha reducido significativamente la base de clientes e ingresos”, ha señalado Carina Gonçalves, analista de transformación digital de la industria de Frost & Sullivan.

De hecho, el informe sitúa a la televisión paga, junto con la competencia disruptiva y las comunicaciones a través de datos, como la principal preocupación para las empresas de telecomunicaciones, mientras que los proveedores de servicios over-the-top (OTT) se consideran la mayor amenaza.

En los últimos dos años y medio, la TV paga de Brasil ha experimentado continuas caídas en términos de suscriptores e ingresos, un impacto que ha sido absorbido, en su mayoría, por las principales empresas de telecomunicaciones (AT&T, América Móvil y Telefónica).