La TV de pago pone el piloto automático

tv de pago e iptv en espana

Por decimosexto trimestre consecutivo, los proveedores de televisión de pago en España han sumado abonados, según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

A finales del tercer trimestre de 2017, 6.4 millones de hogares españoles estaban suscritos a una oferta de TV de pago, un 6.6% más que hace un año.

De acuerdo con los datos de la CNMC, el crecimiento ha bajado el ritmo en los últimos trimestres, pero el tamaño del mercado no deja de aumentar a un ritmo constante. Hace cuatro años, en enero de 2014, el mercado de televisión de pago estaba por debajo de la barrera de los cuatro millones de abonados.

Analizando las causas de este crecimiento, la CNMC sigue señalando a la mejora de las redes fibra óptica (FTTH) y los paquetes de servicios que convergen en torno a la tecnología IP, mientras la IPTV supera ya los 3.8 millones de suscriptores.

Durante el año pasado, la televisión de pago basada en IP añadió casi medio millón de abonados, mientras que el satélite perdió 140,000 suscriptores.

Todos los operadores parecen estar capitalizando esta dinámica positiva, tanto según la información de la CNMC como según los informes individuales de cada operador.

En septiembre de 2017, Movistar+ sumaba 3.75 millones de abonados, seguido de Vodafone TV (1.36 millones), Orange TV (casi 600,000) y Euskaltel (400,000 hogares).

Esta vez, no se han publicado datos de las plataformas de vídeo bajo demanda por suscripción (SVOD). Sin embargo, las últimas estadísticas disponibles le dan a Netflix alrededor de 1.2 millones de suscriptores, al nivel de Vodafone TV.